En recuerdo de Daniel

Dinorah Barquero Barquero

En recuerdo de  Daniel

Sí, así sin más, sin apellido, sin títulos, ni sus Doctorados académicos ni el “Sir” Título con que lo distinguió Inglaterra, no los necesitoó nunca, y menos los necesita hoy, al decir Daniel en Liberación Nacional solo uno se levanta enhiesto y hace vibrar nuestra memoria histórica.

Era una mañana como hoy, el 13 de octubre de 1991, el país amanecía con una dolorosa noticia, Liberación Nacional y el Gran Guanacaste era golpeado por una ingrata y temprana despedida, Daniel había partido a la eternidad.

Fue un hombre fuerte, valiente, con autoridad, no le hacían falta palabras, bastaba verle su paso firme y seguro para así deducirlo. Era un ser humano excepcional, de una inteligencia extraordinaria, preparado, rápido y acertado en el análisis, ducho en la toma de decisiones y firme para mantenerlas cuando en su corazón ardía la llama de la convicción.

Daniel era un político avezado, experimentado, sufrió la infamia y la derrota, saboreó los aplausos y el triunfo, todas esas características y vivencias se fundieron en él y lo llevaron a ser un brillante estadista.

Obras de su gobierno? Muchas, muchas para honrarlo y muchas que reconocerle:

La ley de Asignaciones Familiares, Ley de Incentivos Turísticos, Ley de Protección al Consumidor, la creación del Registro Nacional, el SINART, la UNED, el ITCR, El Museo Histórico Cultural Juan Santamaría, el CONAPE, el CIPET, INCIENSA, Parques Nacionales y áreas protegidas, el Parque Metropolitano la Sabana, La Plaza de la Cultura, El museo de Arte Costarricense, de su mano se inició La Costanera, las obras en Caldera, la ruta San José-Guapiles, pregonó siempre que la educación y la cultura eran la base sólida para un pueblo libre.

Fue un hombre que amó esta Patria y su gente, y por sobre todas sus obras se irguió siempre como un guerrero incansable en la lucha contra la pobreza, en defensa de nuestro campesino y del pequeño productor, fue un Social Demócrata de vivencia diaria, de convicción, aprendida por formación y demostrada en la práctica, fue un poeta y soñador, un líder y estadista.

Gobernante Visionario, de su mano y empuje se levantaron frondosos nuestros Parques Nacionales para disfrute y salud ambiental de generaciones futuras , demostrando así su perfil de estadista visionario, señalando el camino y dando los primeros pasos de la Costa Rica verde que disfrutarían las generaciones venideras.

Daniel guardo en lo profundo de su ser y aún en los estrados más importantes en que le sirvió a la Patria, siempre palpitó en él un corazón enamorado de la tierra, por eso fue hasta el último momento de su vida y por encima de todo un hombre de campo.

Era en las llanuras de su amada Guanacaste, allá en La Flor donde encontraba paz, donde se inspiraba, donde pasaba horas en largas caminatas por los trillos de su propiedad con finqueros amigos, conversando de agro, de ganadería, de las penurias y los dolores que vivían los guanacastecos, por eso entendió y guardó en su corazón esas necesidades mejor que nadie, buscándole respuestas siempre. Era ahí en La Flor donde con mayor facilidad florecía su intelecto, ahí se refugiaba a pensar y otear en el horizonte de las planicies Guanacastecas el bien para la Patria.

Era a esa tierra caliente, fuerte, recia, donde llegaba también en busca de consuelo y paz. Cuando ya comenzaban a desplegarse los celajes del atardecer de su vida, lastimado por la infamia y la traición, era ahí en la Flor, donde a galope abierto en los lomos de su hermoso caballo blanco lograba liberar aquel corazón herido, de sus furias contenidas, de sus profundos dolores, por la traición y la miseria humana de algunos, y era ahí donde entonces encontraba la fuerza necesaria para seguir su rumbo.

Hoy hace 27 años Daniel levanto el vuelo para siempre, pero sé que ayer en las llanuras de Guanacaste su espíritu cabalgó de nuevo en su caballo blanco, como un Cid Campeador con la bandera de Liberación Nacional en alto convocándonos a la lucha de nuevo, con su grito de guerra:

A LA CARGA LIBERACIONISTAS,
A LA CARGA LIBERACIONISTAS,
VAMOS A LA CARGA.

0
Compartir:

Facebook Comments

Etiquetado en:

Un pensamiento sobre “En recuerdo de Daniel

  1. Víctor H. Calderon M.

    Que se duela la patria hoy por la ausencia de líderes verdaderos como Don Daniel Oduber, Don José Figueres, rectos con carácter firme y fieles a la patria y a sus principios. QDG

Comentario en liberacionista.net