Toda una conspiración contra el partido y sus raíces

Toda una conspiración contra el partido y sus raíces

Roberto Castro Ch.

Roberto Castro Ch.

Esta conspiración se ha venido desarrollando desde hace bastante tiempo, pero la verdad como los acontecimientos han sido esporádicos, la flaca memoria liberacionista no nos ha permitido observar el fenómeno, con la suficiente suspicacia como para apreciarlo como un proceso sistemático y cada vez más frecuente, pero el abuso está llegando hasta tocar los niveles más sensibles de nuestro sentimiento que nos hace reaccionar.

La poca malicia disponible nos hace percibir que el proceso cuenta con dos aparentes orígenes; uno interno del Partido y otro de los eternos enemigos del Partido que se ubican en distintos puntos estratégicos y que operan dentro de la sociedad como un todo.

Hace algunos años comenzaron por cambiar los colores externos de nuestra “casa liberacionista”, que es el punto permanente de referencia “verde” de nuestro Partido. En esa oportunidad recuerdo la protesta de algunos compañeros entre ellos a Moisés, que habiendo sido Tesorero del Partido conocía muy bien la identidad de los colores que se debían usar. Posteriormente se eliminó el “blanco” en los interiores so pretexto de que se ensuciaba muy fácil. En las últimas campañas los colores no destiñeron, pero el nombre del Partido y su bandera desapareció y en su lugar aparecieron logos, nombres ajenos a la oficialidad del Partido y en fin la identidad y la divisa han sido solapadas como si representara una vergüenza, en vez del ORGULLO que ello debe representar para nosotros. Queremos suponer que los colores de los gafetes usados en la última Asamblea Nacional, fuera una ocurrencia o un accidente y no sea parte del mismo contubernio.

A raíz del artículo que enviamos los integrantes del Foro Social Demócrata, tanto a las autoridades del Partido, la Fracción Parlamentaria, como a la lista y a otros compañeros liberacionistas, acerca de los DOS PROYECTOS, que pretenden cambiar el nombre al Cantón de Valverde Vega, el compañero y amigo Ángel Edmundo Solano, nos envía una respuesta que por su contenido me permito transcribir: “ROBERTO, totalmente de acuerdo con tu inquietud, hay toda una maquinación maquiavélica para borrar de la historia patria todo lo que tiene que ver con los hombres y la obra de Liberación Nacional, muchas veces con la complacencia o desidia de nuestra propia gente, como lo demuestra la efigie de don Pepe que la quitaron del Parque de la Democracia para materialmente embodegarlo en el Museo Nacional. El reciente caso del PAC apropiándose de la figura de nuestro caudillo, parece pasó desapercibido. A don Daniel Oduber a sido tortuoso el camino para declararlo Benemérito de la Patria, el año pasado le quitaron el nombre de Aguirre, hoy llamado Quepos, y todo a la luz y paciencia de nuestros diputados. Todos los años se paga el aguinaldo, pero nadie le hace un homenaje a Luis Alberto Monge, ni lo nombran como autor de esa extraordinaria garantía social. A nuestros compañeros que han sido presidentes nunca defendemos los logros de sus administraciones, todo lo contrario, nosotros mismos resaltamos sus errores que son los menos, y hasta nos sumamos al coro de los corifeos opositores. Con orgullo debemos mirar nuestra memoria histórica, con los pies en el presente y la mirada en el futuro, Costa Rica nos aguarda, un abrazo”.

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentario en liberacionista.net