Estado y reforma fiscal

Raíces

 

PDF
Estado y reforma fiscal – Por Juan Manuel Villasuso

 
I. PREÁMBULO

El tema del fortalecimiento de las finanzas públicas como instrumento básico para el desarrollo del país es de gran actualidad. Durante casi dos años, desde agosto del 2002, una Comisión Especial creada por la Asamblea Legislativa ha venido elaborando un proyecto fiscal que contribuya a resolver el problema de la insuficiencia de los ingresos tributarios, a lograr una recaudación más eficiente de los impuestos y una estructura más racional del| gasto público.

La carga tributaria llega apenas a un 13 por ciento del Producto Interno Bruto, cuando debería alcanzar a! menos un 18 por ciento si se quiere avanzar hacia un mayor nivel de desarrollo y bienestar de la población. Asimismo, existe consenso en que debe lograrse una mayor equidad de la estructura tributaria, excesivamente concentrada en los impuestos indirectos. Por otra parte, la evasión rampante del pago de los tributos representa una merma considerable en los ingresos del fisco, por lo que se hace indispensable fortalecer los mecanismos de recaudación. Además, es evidente que el gasto público presenta graves problemas en su composición y calidad que, de no corregirse, harían nugatorio cualquier esfuerzo por aumentar los tributos y mejorar la eficacia de su recaudación.

Conscientes de la enorme importancia y prioridad que este asunto tiene para el desarrollo del país, y considerando sus complejidades técnicas y políticas, RAÍCES solicitó a uno de nuestros más connotados economistas, Lic. Juan Manuel Villasuso, escribir sobre las implicaciones del proyecto fiscal en ciernes con el fin de que se incorpore su ilustrada opinión a la serie de publicaciones que venimos realizando en torno a temas de desarrollo económico, social, cultural y político, que además representa un aporte a las ideas que se debaten actualmente en el trámite legislativo del proyecto.

El Lic. Villasuso, a pesar del limitado espacio, hace un excelente análisis del estado de las finanzas públicas, las dimensiones del problema fiscal, el tamaño del gasto gubernamental, su relación a la política monetaria, y la experiencia habida con anteriores “paquetes tributarios”. Al referirse al proyecto de ley de pacto fiscal en trámite, formula significativos interrogantes en relación a aspectos sustanciales de la propuesta, incluyendo los que tienen que ver con la justicia y la equidad. No podía ser de otra manera, conociendo la coherencia y la persistencia con que don Juan Manuel ha proclamado y defendido los principios filosóficos y conceptuales de la socialdemocracia.

El Lic. Villasuso reitera que en la actualidad, los principios de equidad y solidaridad promovidos por la socialdemocracia se expresan, no tanto en la dicotomía trabajo-capital, sino en la búsqueda de una mayor justicia en la distribución del ingreso y la riqueza por medio, entre otros, del régimen tributario y del gasto público”. Luego se pregunta: “¿responde la propuesta de pacto fiscal a los principios socialdemócratas de equidad, solidaridad y justicia social? Su respuesta es un categórico ¡NO!

Nos plantea que el proyecto de ley, tal como estaba a mayo pasado, no resolverá el problema fiscal, ya que no aumentará la recaudación en el monto requerido, no presenta avances en el plano de la equidad, no fortalece adecuadamente las unidades recaudadoras, no enfrenta con seriedad los problemas del gasto público.

No obstante, en una actitud constructiva y posiblemente aplicando la noción de que “lo perfecto es enemigo de lo bueno”, el Lic. Villasuso reflexiona que, “en materia tributaria, [el proyecto] contiene algunas propuestas que podrían calificarse como positivas, y que deben ser rescatadas en su dimensión conceptual…”, por lo que, en asocio de otros profesionales “…de diferente militancia política y orientación ideológica, publicaron un artículo “expresando sus coincidencias en torno a modificaciones importantes que debían hacerse al proyecto…con el fin de que, al menos en lo tributario, representara un paso adelante en el mejoramiento fiscal y no un retroceso…”. El pronunciamiento en cuestión señala que deben conciliarse tres objetivos esenciales de justicia, de eficacia y de incentivo a la inversión, para lo cual sería indispensable cumplir al menos siete requisitos básicos, cuyo conocimiento dejamos como tarea a ia curiosidad del lector.

Rodolfo Silva Vargas
RAÍCES

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:

Comentario en liberacionista.net