Sobre el futuro y la reforma de Liberación Nacional

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal

El articulo de Roberto Castro y los comentarios de Saúl Weisleder, me motivan, desde la inmensa minoría que reconozco piensa como yo en el PLN, a agregar agregar algo más:

No podemos seguir amarrando en el tiempo que vivimos, la estructura de un partido político a la organización territorial de un país. Si algo puso de manifiesto la última campaña electoral en Costa Rica es que es más importante una “idea fuerza” que la mejor estructura que se pueda tener. La primera ronda electoral se decidió por una idea: NO SE METAN CON LA FAMILIA. La segunda ronda electoral se decidió por otra idea: NO SE METAN CON LA NEGRITA.

Esa es la realidad y ese es el mundo en el que vivimos, en el medio de la turbulencia que genera la revolución de las comunicaciones y la informática. De la misma forma que viejas formas de hacer y gastar en política han perdido todo sentido, por ejemplo: organizar y gastar en trasportes y gastar una millonada con spots idiotas que no dicen ni comunican absolutamente nada, como fue la última campaña del PLN. Si seguimos basando el futuro del partido en una estructura territorial y en sectores bajo una estructura territorial, a la antigua, no estaremos construyendo un partido político moderno.

Lo de la estructura del PAC es un mito, excepto en el cantón de Montes de Oca. Ellos, simplemente, salen a votar motivados por un cambio (elección del 2014) y por una idea de continuidad, unida al NO SE METAN CON LE NEGRITA y el anti fundamentalismo evangélico. Con ello han sacado cerca de 1.300.000 votos las dos veces y nos han metido una gran garroteada electoral. ¿O no?.

Termino con otra idea que los empeñados en una reforma que no va para ninguna parte, no entienden o no quieren aceptar: en el mundo moderno la POLÍTICA es sinónimo de LIDERAZGO y de nuevo la revolución de las comunicaciones y la informática es determinante. Observen y analicen, nada más y con el debido y mayor de los respetos y sin querer mortificar a nadie, el actual Directorio Político Nacional: ¿Quién medianamente informado en este país, conoce a los integrantes que salieron en la última foto, cuando se decidió y me parece muy bien lo que se decidió, que como partido político nos mantendríamos alejados de nombramientos en el gobierno de unión nacional y que veríamos propuestas en la Asamblea legislativa, con sentido de responsabilidad nacional?

No me refiero a la decisión que estuvo muy buena y la comparto. Me refiero a la IMAGEN, AL CONOCIMIENTO DE LAS PERSONAS Y AL LIDERAZGO que algunos de ellos podría generar en la opinión pública, aunque todos ellos sean magníficas personas. Hoy en día, de eso se trata la POLÍTICA. De imagen y de liderazgo, como lo han tenido los candidatos del PLN que han ganado elecciones desde la Revolución de 1948 hasta la última vez que lo logramos. Y la POLITICA ciertamente es muchas cosas, pero es fundamentalmente capacidad de ganar para ejercer el poder y modificar la realidad institucional, económica y social en bien de las grandes mayorías nacionales, si se es un partido progresista y reformista como solíamos decir que es el PLN. O bien de conservar el estatus quo que también es otra postura para intentar ganar las elecciones, en el caso de los partidos conservadores y de derecha.

ACEPTEMOSLO: No existen más los partido políticos de cuadros y militancias cerradas, basados en estructuras formales y jerarquizadas de arriba a abajo, en que unos mandan y otros obedecen, por la sencilla razón de que los intereses cambian y se modifican en la medida que bajan de la cúpula superior hasta las bases y por que, en el mundo informado de hoy, todo el mundo se siente con el absoluto derecho de votar y decidir como le da la santa y regalada gana, hasta por razones de antipatías o empatías personales. Hoy de lo que se trata es de generar corrientes de opinión pública a favor de determinadas ideas fuerza, de tener impacto en la prensa y de dominar las redes sociales. Hoy los partidos políticos o se convierten en movimientos, como lo fue en sus orígenes y en su tiempo, sin los desarrollos tecnológicos del presente, el PLN de don Pepe Figueres, o no estamos en nada.

Esto último es la GRAN PARADOJA y cómo se nos acabó el contacto familiar y existencial con la Revolución de 1948 y solo presentamos candidatos perdedores, sin ideas fuerza que los respalden, ni movimientos populares que les den los votos, llevamos dos campañas caminando hacia atrás y, por lo visto y por las ideas que se discuten, seguiremos discutiendo una Reforma de los Estatutos y el futuro del PLN, pensando en la concepción y la estructura de cómo eran los partidos políticos en el pasado, antes de la revolución de la informática y las comunicaciones. Un partido político que, además y a pesar de lo mucho que algunos de nosotros luchamos por ello, nunca fuimos, porque al final el candidato a la presidencia de la República, hacía y decidía lo que que le daba la gana, con una Asamblea Nacional dócil y deseoso de tener futuro que se le acomodaba. ¿O no ha sido así?

Lo primero que se debería definir y debatir a últimas consecuencias es:

¿En una democracia libre y abierta como la nuestra y en el mundo real en el que vivimos y no en ningún otro, cómo debería ser un partido político moderno para poder ganarse el corazón y la inteligencia de las personas y ganarse, con ideas y buenos liderazgos, el voto de los electores y su entorno, para ganar pragmáticamente las elecciones?.

En el caso del PLN y con el más absoluto de los realismos y,a la vez, con muchísimo idealismo y visión de futuro, que no son actitudes condiciones contradictorias, para no seguir perdiendo las elecciones e ir desapareciendo en el tiempo, como lo está pasando a la mayoría de los partidos políticos tradicionales y del pasado, en todas partes del mundo democrático y en donde hay libertad de prensa, elecciones y estado de Derecho.

0
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentario en liberacionista.net