PLN camina en desaciertos sin rumbo claro

Dewin Brenes Fernández

Rosa

El 7 de marzo del 2017 en cadena nacional de televisión el Dr. Oscar Arias Sánchez expresidente de la República en dos ocasiones manifestó lo que todo mundo ya sabía, su apoyo a la precandidatura de Antonio Álvarez Desanti, esto en vísperas de la convención abierta del partido.

Este sería el último desacierto del expresidente en los últimos años: 1-Apoyo a doña Laura Chinchilla para continuidad que nunca hubo, 2-Apoyo a Rodrigo Arias en la precampaña del 2014 que terminó en retiro, 3-Apoyo a Francisco Antonio Pacheco para la presidencia del partido. En esta lista tal vez usted tenga unos puntos más, la verdad es que pienso que se queda corta.

Nadie quita lo ilustre y connotado que es el Dr. Arias Sánchez, siempre he respetado su trayectoria y de verdad se la respeto, porque es el fruto de decisiones fuertes que ha tomado en momentos difíciles para el partido y el país.

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. (Eclesiastes 3-1)

Lo cierto es que en honor a la verdad la hora del Dr. Arias Sánchez ya expiró, todas sus glorias y luchas pasaron, aquella frase inspiradora de “sin muletas” hace que podamos vencer lo que parece imposible, impulsa desde lo más profundo del corazón un deseo ferviente de levantar el partido al lugar que se lo merece, lo lógico que dicta la vida es que llega un momento en el cual una nueva generación se levanta y otra con la sabiduría y experiencia aconseja, es lo que se llama el paso de la estafeta, es aquel acto simbólico del paso del sombrero (Otton Solís – Carlos Alvarado) simbolismo que abrió paso a una nueva generación, que hoy está a las puertas de un nuevo gobierno PAC. Con dolor y un poco de rabia puedo decir que eso no pasa en el partido, un egoísmo de mantenerse ahí hace que vayamos camino a la autodestrucción.

Si notan bien las luchas son tan feroces que el partido hasta ha perdido el rumbo ideológico, ya nadie oye los llamados a retomar el camino.

Las campañas se volvieron un negocio en el cual algunos dirigentes ven una oportunidad para ganar plata, todo desde un carro hasta una bandera debe de producir plata, ya nadie hace nada si no hay plata de por medio, le cobran al candidato hasta la inscripción de sus mismas papeletas, y el candidato debe de recorrer el país con una bolsa de plata repartiendo a todo lado que llega, ¡es una vergüenza!

Hemos perdido el olfato estratégico de la campañas, no es un tema de recursos, es una tema de análisis, caminamos en desaciertos unos impulsados por quienes no entienden que su tiempo paso y otros porque no entienden que ellos deben de tomar las riendas o reclamarlas, (se acuerdan de las muletas 1986) a eso me refiero, yo sigo creyendo en el partido y pienso que el tiempo se acaba y algo debemos de hacer pero primero para comenzar de nuevo debemos de reconocer cosas que tal vez para algunos son dolorosas y difíciles de aceptar.

¡Por favor! Aquí esperamos a que nos den el sombrero.

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentario en liberacionista.net