Discurso Re-Inauguración del ICARF

Olman Segura Bonilla
Instituto de Capacitación Rodrigo Facio (ICARF)
27 de julio del 2019

PLN

Comienzo agradeciendo el honor y la oportunidad que me brindan los compañeros y compañeras de Junta Directiva del Instituto de Capacitación Rodrigo Facio (ICARF), de dirigir a ustedes las palabras de en esta solemne re-inauguración del Instituto. Agradezco también a nuestros antecesores que en diferentes momentos de la historia han estado al frente del ICARF, lo mismo que a las personas nacionales y extranjeras que tuvieron a cargo la insigne escuela de capacitación, de la cual yo también soy hijo, CEDAL – La Catalina.

Hoy nos corresponde a nosotros, encabezados por el Presidente del partido don Guillermo Constenla, retomar la capacitación y formación política que ha extrañado por varios años nuestra juventud. Hoy, desde las 8 am nos hemos abocado a recibir a nuestra juventud, que ha venido desde los cuatro puntos cardinales de nuestro bello país. Con entusiasmo y responsabilidad el nuevo equipo que está ahora a cargo de la dirección del ICARF planificamos un programa para jóvenes de 18 a 35 años, que les permita aumentar sus capacidades para que junto con los mayores, puedan asumir la gobernanza de nuestro país en los próximos años.

Desde luego, el contenido del programa es y deberá desarrollarse en el marco ideológico de la socialdemocracia que cobija al PLN. Insistiremos en cada charla, en cada clase, en cada intervención, que estamos comprometidos con la democracia, la libertad, la equidad, los derechos humanos, el ambiente y las condiciones de vida que garanticen a toda la ciudadanía el desarrollo integral como ser humano. Como dice el Documento Patio de Agua, “es preciso que el ser humano se libere de privación de cualquier género —espiritual, cultural y material— que le impiden conquistar ese objetivo de vivir conforme a su dignidad esencial”.

Por esta razón, iniciamos hoy mismo en este acto de re-inauguración, con la presentación del documento y el documental de Patio de Agua, que es producto del pensamiento de un grupo importante de personas, —aquí muy bien representados— que se reunieron por muchos fines de semana a discutir y estudiar la Costa Rica que soñaban en esos años.

Pues esa Costa Rica que soñaron, por más utópica que pareciera, fue la Costa Rica que nos construyeron nuestros ancestros. Esa Costa Rica es el país que yo disfrute, que disfruto y que en gran medida estamos disfrutando todos. La patria que nos dio la oportunidad de salir de la pobreza a muchas personas, de tener un país sin ejército, con salud y educación universal, con electricidad y agua potable para prácticamente toda la población y muchos beneficios más. Esa es la CR que agradecemos los que hemos vivido en estos últimos 50 años. ¡Se ha hecho tanto!, pero si repasamos los ideales falta mucho por hacer, ¡falta todo por hacer!, como en algún momento nos dijo el Padre Benjamín Núñez.

Ahora, inspirados en esa misma actitud de compromiso nos toca a nosotros y especialmente a la juventud de nuestro partido discutir, soñar y escribir en tinta y en actos concretos los próximos 50-60 años de la nueva Costa Rica. Tiene que ser un país en donde la pobreza, el desempleo, la desigualdad, la corrupción, la inseguridad sean cosa del pasado. Es un trabajo y un compromiso duro, profundo, fuerte; pero también, es el trabajo que con esta juventud llena de energía y optimismo podremos hacer.

Déjenme compartirles algo: ahora que me comprometí a participar en todo esto de la capacitación del ICARF algunas personas me decían, no gaste el tiempo, es imposible, el partido ya esta desfasado, ¡ya no sirve! Pues hoy les digo que, al contrario, hoy puedo constatar que el PLN esta vivo, esta activo, se está capacitando y se está preparando para gobernar el país en el próximo periodo. Yo creo que únicamente un partido grande como Liberación Nacional puede hacer que, de verdad, Costa Rica salga del subdesarrollo y así lo vamos a hacer.

Esta es la razón por la que el programa que hemos preparado en el ICARF plantea varios módulos de trabajo, el primero sobre Gobierno, liderazgo y estrategia, el segundo sobre comunicación política, tercero sobre Políticas Publicas y nuevas tecnologías, el cuarto sobre Ética publica, el quinto la mujer en la política, luego negociación política, y finalmente sobre finanzas públicas. Tendremos hombres y mujeres, nacionales y extranjeros, de varias universidades nacionales y extranjeras, de altísimo nivel profesional y ético en las capacitaciones. Y siempre invitaremos a que participen 50% hombres y 50% mujeres.

Pero, además, hemos acordado en el ICARF celebrar varias efemérides importantes para nuestro partido y el país. La primera fue hace pocos días cuando celebramos el 70 aniversario del voto femenino, con un panel de mujeres lideresas del partido, disertando sobre sus experiencias y los retos que todavía tenemos que superar para la participación de la mujer en la política. Y hoy les anuncio de una vez, que celebraremos el aniversario de la Firma del Plan de Paz de Centroamérica, el próximo 7 de agosto, en nuestra casa, en el Balcón Verde. O sea, el ICARF será un instrumento del partido para unirnos a todos nuevamente, en diálogo y discusión fraterna.

Amigas y amigos

Termino mis palabras, con un compromiso de parte del ICARF y mío propio. Es que el Instituto será un espacio de trabajo, de pensamiento y aspiramos a que sea un Centro de Estudios de Problemas Nacionales, desde la socialdemocracia moderna y ajustada a la realidad de “la lucha sin fin” que tenemos por el desarrollo nacional. Supongo que habrá quien planteé criticas o crea que las cosas pueden hacerse de otra manera. A todos se les escuchará con respeto y se realizaran las correcciones que tengamos que hacer, cuando corresponda. Pero debemos recordar que es más lo que nos une que lo que nos separa. Pienso honestamente que, si creemos realmente en la democracia, si somos auténticamente demócratas, las diferencias pueden ser objeto de debate, pero nunca de confrontación, de ruptura o de separación. Esto no significa renunciar a nada, ni tampoco traicionar nuestros principios, más bien es la señal de madurez política y de vida democrática. Trabajemos juntos. Unidos seremos más fuertes que cualquier otro partido.

El diálogo sincero y sobretodo fraterno, será lo que haga posible que nuestro Partido Liberación Nacional vuelva a hacer gobierno por el bien de Costa Rica y sobre todo de los más pobres y humildes del país.

Compartir:

Facebook Comments

Comentario en liberacionista.net