El Congreso Nacional

Roberto Castro Ch.

Roberto Castro Chaves

El Congreso Nacional no va a conocer las normas, los procedimientos, la organización, los objetivos y la presencia del Partido en el contexto nacional, la pregunta de rigor puede ser: ¿Cuál es el nuevo liberación que le estamos ofreciendo al electorado costarricense, si continuamos operando un Partido con un estatuto plagado con cantidad de reformas hechas en distintos momentos históricos y con un sinnúmero de intereses ocultos y que está pletórico de inconsistencias ideológicas y funcionales?

Esta pregunta, con todo el respeto se la formulamos al querido compañero y amigo don Fernando Berrocal, que necesariamente es consciente de que cualquier organización requiere de un marco normativo que le permita operar de manera clara concreta y con un destino previamente demarcado. Nuestro Partido tiene que ser consecuente con la Constitución, la ley, la Carta fundamental y nuestro Estatuto cuenta con divergencias con nuestro ordenamiento.
Nuestra Constitución Política enuncia.

Art. 98- Refiriéndose a los partidos políticos, párrafo segundo parte final: “…Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.”

El Código Electoral en su artículo 50 dicta: “Los partidos políticos se regirán por la Constitución Política, este Código, sus estatutos, sus cartas ideológicas…, los principios de igualdad, de libre participación de los miembros y demás fundamentos democráticos.

La Carta Fundamental del Partido define: “La democracia es un sistema político inspirado en el respeto a la dignidad humana, dentro de ella el gobierno es una delegación consciente de las facultades soberanas del pueblo y se ejerce con respeto a las minorías; la consideramos como el mejor medio para la realización plena de nuestros ideales por bienestar general.

El Estatuto en su artículo primero establece: “El Partido Liberación Nacional es un partido democrático, popular, independiente, doctrinario y permanente. Se fundamenta en el ejercicio efectivo de la soberanía popular y el respeto a la dignidad del ser humano.”…

De lo anteriormente descrito deducimos que el sistema democrático tiene como principio fundamental el respeto a la dignidad humana, respeta la decisión de la mayoría ponderando la posición de las minorías, la igualdad y la libre participación de sus afiliados.

1- Para respetar la dignidad humana, la libre participación de los afiliados y la igualdad de sus miembros; no se deben cobrar cuotas de inscripción para participar en la elección de puestos en la organización interna del Partido, para cargos de elección popular y cualquiera otra denominación oficial. Lo anterior por cuanto es mecanismo estimula la división de sus miembros entre los que pueden pagar esas sumas y los que no, excluyendo a muchos compañeros que son muy valiosos y que por esa razón resultan relegados a la inacción partidarista.

2- Para que el PLN pueda sufragar los gastos que su operación normal requiere, además de costear los procesos eleccionarios internos, los programas de capacitación, la conformación de su organización y funcionamiento, así como la adquisición de inmuebles destinados a los fines propios del Partido, se impone la implementación del programa de “financiamiento democrático”; de tal manera que todos los afiliados aportaremos mensualmente una cuota accesible conforme lo establecen, entre otros el artículo 12 y 13 del Estatuto y lo establece el Código Electoral.

3- Es importante continuar dándole importancia a la dignidad humana, razón por la cual es imperativo suprimir la modalidad de “votación nominal” por cuanto el que posea cualquier mayoría de votos en una asamblea, tiene la posibilidad de obtener todos los puestos disponibles, dejando a las minorías sin posibilidad de tener representación alguna. En su lugar debe implementarse el mecanismo de “votación por papeleta” aplicando el método usado por el TSE, de cociente, subcociente y residuo mayor, de tal manera que todos los grupos participantes logren representación proporcional de acuerdo al número de votos que disponga. Así todas las fuerzas se integran a la campaña y el Partido se mantiene unido.

Estas son situaciones resultan relevantes y se plantean a manera de ejemplo, pero lamentablemente el estatuto tiene muchos elementos más que son dignos de analizar y considerar en el evento más importante del Partido.

Está demás indicar que este servidor y muchos compañeros más, como los integrantes del Foro Socialdemócrata, estamos dispuestos a colaborar en tal sentido, si así lo consideran conveniente.

Abrazo cordial

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentario en liberacionista.net