Concluyó el calvario del Código de Ética

Roberto Castro Ch.

Roberto Castro Chaves

Una gran satisfacción embarga a los liberacionistas que finalmente vamos a funcionar dentro de las normas de un Código de Ética, que garantiza al pueblo costarricense una operación pletórica de de templanza, fortaleza y generosidad.

Los nuevos dirigentes del Partido están tomando muy en serio la voluntad del electorado costarricense, pero fundamentalmente el espíritu viviente de los liberacionistas que nos legaron el deseo de lucha y posibilidad de éxito, como; don Pepe, don Chico, Daniel, Luis Alberto y tantos más como Rodrigo Facio, Benjamín Núñez, Alfonso Carro, Fernando Volio y otros muchos que nos acompañan con su espíritu y su recuerdo.

La voluntad política y la capacidad para tomar decisiones nos conducen hoy a celebrar tan esperado acontecimiento, nos aprestamos a iniciar un camino que en nada es sencillo, muchos compañeros y ex compañeros del Partido, han plantado en su trayecto electoral, una serie de malos hábitos y costumbres que en vez de ayudar a la buena marcha, han dejado una estela obscura y una enseñanza perniciosa que el Código viene a subsanar.

Mis sinceras felicitaciones a los compañeros del grupo que logró concretar la propuesta que finalmente se consolidó como el Código de Ética del Partido Liberación Nacional. Ahora estimados compañeros, debemos recordar que en la oportunidad en que se presentó el primer proyecto del Código de Ética, también se presentó un proyecto de Estatutos que aún anda dando tumbos, pero que esperamos que prontamente, las autoridades del Partido lo analicen y lo ponderen, pues en él se expresan las posiciones ideológicas contenidas en nuestra Carta Fundamental, los derechos individuales establecidos en el sistema democrático y la participación de la juventud y las mujeres tal y como lo establecen la Constitución y la normativa vigente, lo que representa confianza y compromiso para los liberacionistas.

Cuando tengamos en conocimiento y discusión este nuevo documento, estaremos dando una lucha más por ubicar al PLN en la palestra nacional, como el Partido con la estructura más congruente, la organización más ágil y la integración de afiliados total y permanente; en otras palabras un verdadero partido político del que podamos sentirnos orgullosos, pues su repercusión nacional se hará evidente con la aplicación de sus parámetros dentro del contexto político.

Una vez más las felicitaciones para El Comité Ejecutivo Nacional, El Directorio Político, y especialmente para la Asamblea Nacional, que es el elemento fundamental de su aprobación.

Fraternalmente

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentario en liberacionista.net